El Amor de Dios - Un amor en el cual se puede confiar


El amor de Dios, Dios te ama, Cristo te ama, El amor de Dios es seguro, Dios es fiel, la fidelidad de Dios, mujer de Dios

Me gusta escuchar a mi esposo decir que me ama. A veces le pregunto si me va a seguir amando igual cuando este viejita y llena de arrugas y se me caigan los dientes. La respuesta siempre es un resonante ¡Si! Y es que nos gusta saber con toda seguridad que la persona que nos ama siempre lo hará, y que pase lo que pase, el amor no cambiará.

El amor de Dios nunca cambia y nuestro Enamorado Eterno, Jesucristo, quiere que lo sepamos con toda certeza. Dios nos ama. De hecho, nos amó ayer, nos ama hoy, y siempre nos amará.

No dejen que el corazón se les llene de angustia; confíen en Dios y confíen también en Mi. En el hogar de mi Padre, hay lugar más que suficiente. Si no fuera así, ¿acaso les habría dicho que voy a prepararles un lugar? Cuando todo ese listo, volveré para llevarlos, para que siempre estén conmigo donde yo estoy. Juan 14:1-3

¡Que romántico es nuestro Dios! ¡Que dulce son sus palabras! Cristo nos dice: no tengas miedo, no dudes- Yo te amo. Creeme Yo quiero estar contigo y que tú estés a mi lado por siempre. De lo contrario no te lo dijera.” Y podemos confiar en lo que dice porque “de la abundancia del corazón habla la boca” (Mateo 12:34b RV) o “lo que está en el corazón determina lo que uno dice" (NTV). El deseo del corazón de Cristo es que estemos con Él por la eternidad y por eso no los dijo. Él abre su corazón y lo expone como un novio enamorado, “tenlo por seguro yo voy a estar contigo siempre hasta el fin del mundo” (Mateo 28:20). No porque le suplicamos que no nos deje, que no nos cambie por otra, que no se canse de nosotras, sino porque Él ha si lo quiere – Te quiere, te ama, te anhela.

El deseo de su corazón es Su novia y Su amor por ella es seguro, inmovible, fiel, confiable, apasionado y nunca cambiará, porque Él no cambia (Sant. 1:17 & Heb. 13:8). A veces analizamos el amor de Dios basado en nuestra experiencia humana y como nosotros un día nos sentimos de una manera y el siguiente de otra pensamos que Dios es igual. Pero Él nunca cambia. Cristo todo lo conoce, Él te escogió antes de que nacieras y te escogió conociendo tu futuro. Él estaba y está completamente seguro de quien está enamorado. Sí, Él ya conocía tu pasado y conoce tus fallas futuras y aun así Él te hizo para amarte y compartir la eternidad contigo.

Saborea estas palabras de amor de tu Novio para ti:

Isaías 46:4

Seguiré siendo el mismo cuando sean viejos (Dios Habla Hoy)

Yo seré su Dios durante toda su vida; hasta que tengan canas por la edad. Yo los hice y cuidare de ustedes.

Jeremías 31:35-37

Es el Señor quien provee el sol para alumbrar el día y la luna y las estrellas para alumbrar la noche, y agita el mar y hace olas rugientes. Su nombre es el Señor de los Ejércitos Celestiales, y esto es lo que dice: “¡Igual de improbable es que anule las leyes de la naturaleza como que rechace a mi pueblo Israel!”. Esto dice el Señor: “Así como no se pueden medir los cielos ni explorar los fundamentos de la tierra, así tampoco considerare echarlos fuera por las maldades que han hecho. ¡Yo el Señor, he hablado!”

Isaías 54:10a

Pues las montañas podrán moverse y las colinas desaparecer, pero aun así mi fiel amor por ti permanecerá.

Cantar de los Cantares 8:7

Las muchas aguas no pueden apagar el amor, ni los ríos pueden ahogarlo.

¿Te das cuenta? Este es un Novio que está profundamente enamorado y seguro de Su amor. “Pase lo que pase – ¡Te amo!” Nos dice el Señor.

Le pregunto a mi esposo si me va a seguir amando en el futuro porque sé que los años causaran cambios en mí. Pero Dios conoce el futuro perfectamente, Él lo sabe todo (como y cuando le fallaremos) y aun así ha prometido amarnos. Se pueden caer las montañas, puede pasar el tiempo, pero el amor de Cristo por ti jamás cambiará ni una gota. Es mas es más probable que se caiga el sol y las estrellas a que Él te deje de amar. Aún más increíble ni el pecado aniquila el amor de Dios por nosotros (Jeremías 31:37). Es importante entender que el amor de Dios no depende de nosotros. El pecado afecta nuestra comunión con Dios, pero no cambia Su amor por nosotros. ¿Crees que Cristo anda con unos binoculares vigilando tu cada movimiento para ver cuando fallas para l agarrar sus maletas e irse? “Oh Israel, ¿Cómo podría abandonarte? ¿Cómo podría dejarte ir? .... Mi corazón esta desgarrado dentro de mí y mi compasión se desborda.” (Ose. 11:8). El odia el pecado porque nos separa de Él, pero como el deseo de su corazón es que estemos a Su lado por eso hizo lo imposible- Dios se hizo Hombre y vino y murió por Su novia, para destruir la separación y acercarnos, ponernos cerquita de Él, para tomarnos en Sus brazos y besarnos con besos de su boca. Eso es amor, y es un amor seguro y que perdona. Cristo nos advierte en el Salmo 89:32-33 que el pecado atrae consecuencia y castigo pero que nunca dejará de amarnos. Así es Él, siempre seguro de su amor por nosotros.

“Creeme Yo no soy hombre para mentir” (Num. 23:19). “Yo quiero que estés conmigo, vivir felices para siempre, amarte para siempre, cuidarte para siempre, tenerte en mis brazos por siempre.” Esas son las palabras de Jesús para ti.

Cuando conocí a mi esposo (en aquel tiempo no era cristiano) me enamoré locamente de él y aunque me prometía muchas cosas, siempre tenía miedo de que no cumpliera o que tuviera intenciones malas conmigo. A nuestro corazón se le hace difícil confiar, porque tenemos terror de entregarlo por completo para que después nos traicionen y lo pisen. Pero con Cristo no es así. Él no es como un hombre que enreda a una mujer con sus palabras y después que la convenció y se acostó con ella, se va satisfecho y la deja tirada. ¡No! Cristo no es así. Él no tiene malas intenciones o un interés falso. No tenemos nada que Él necesite o le pueda sacar ventaja o provecho. Sus palabras no tienen artimañas ni falsedad (Prov. 8:8). Aun antes de conocerlo, aun infectadas y sucias por el pecado Él nos amó (Rom. 5:8). Sí, Él nos amó primero (I Jn. 4:19). Si Él dice que fue a preparar un lugar – no es mentira ni una promesa disfrazada, no. Cuando todo esté listo, cuando ya sea fecha para la gran boda del Hijo de Dios con su Novia, El vendrá a buscarla para vivir con ella felices para siempre. (Juan. 14:3)

Su amor es real, es seguro, el tiempo no lo debilitará ni las cosas de la vida, ni tú misma lo cambiará. Cristo te ama y en eso puedes confiar.

Todas las citas bíblicas son de la versión Nueva Traducción Viviente, excepto en algunas ocasiones donde menciono otra versión.

#elamordeDios #LafidelidaddeDios #Diosteama #Jesusteama #Juan14 #Cristoylaiglesia #Diosesamor #Diosesfiel #BibliaNuevaTraduccionViviente #Juan316

¿Quieres ver más?

Dale click a

estos posts recientes

¡Hola! Me gustaria conocerte y orar por ti

 

ESCRIBEME 

¡Gracias por escribirme!