Lees La Biblia pero ¿nada pasa?


como leer la Biblia, como conocer a Dios, como hacer un devocional, la vida de la fe, el amor de Dios, estudio de la Biblia, como estudiar la Biblia

Por algún tiempo me sentía muy desanimada con mi vida espiritual. Sentía que no avanzaba, no crecía, no cambiaba. Pensaba que leía la Biblia, pero no pasaba nada. Hacía mis devocionales, buscaba a Dios en oración, pero era como que si estaba estancada. Pero un día estaba leyendo un pasaje que había leído miles de veces en el pasado pero ese día fue como que si lo leí por primera vez. Cuando leí Filipenses 1:6: "Y estoy seguro que Dios, quien comenzó la buena obra en ustedes, la continuará hasta que quede completamente terminada el día que Cristo Jesús vuelva,” se me abrieron los ojos y entendí varias cosas.... 

Primero, Él empezó esta obra en mí. Él me amó primero (1 Jn 4:19). Él me busco cuando yo estaba lejos. Él es el autor de esta maravillosa obra de santificación en mí. 1 Corintios 1:8-9 dice: “Él (Cristo) los mantendrá firmes hasta el final. Dios lo hará porque Él es fiel para hacer lo que dice.” Hebreos 12:2 dice que Cristo es el Campeón que inicia y perfecciona nuestra fe.

Él empezó la obra en ti.

Él la va a terminar.

Él te mantendrá firme hasta el final.

Él lo hará porque hace lo que dice.

Él inicio tu fe.

Él perfecciona tu fe.

Fija la mirada en Cristo. Cuando nos enfocamos en nosotros vamos derechito al fracaso. En tu habilidad no puedes crecer y avanzar espiritualmente. Tu solita no puedes vencer la lucha contra el enemigo y el pecado. Por más que trates y te esfuerces no puedes. Eso más bien te va a cansar, a frustrar, a desanimar, bueno va a causar en ti todas las cosas que el diablo quiere para que dejes de leer la Biblia y buscar del Señor. Dios va a ser fiel en terminar la obra que ha empezado en ti. Eclesiastés 7:8 dice “más vale terminar algo que empezarlo.” Dios mismo dice eso en su Palabra, ¿crees que no va a terminar lo que ha empezado en ti?

Segundo, es imposible que Dios mienta (Heb. 6:18), Él siempre cumple lo que dice. ¿Sabías que en Cristo se cumplieron más de 300 profecías? Más de 700 años antes de que Jesús naciera ya su nacimiento de una virgen se había anunciado (Isaías 7:14). Él no habla por hablar, lo que dice es verdadero y es confiable, lo que promete lo cumple.

Él mismo Hombre que hoy te asegura que va a terminar lo que ha empezado en ti es el mismo Hombre que estuvo en el Getsemaní. Esa noche su angustia era tan grande que su sudor era como gotas de sangre (Luc. 22:44). Pero aun así cuando lo fueron a buscar sabiendo todo lo que le iba a pasar dio un paso hacia delante (Juan 18:4). No se escondió, no huyó. Su amor por ti fue mas fuerte que el temor. Pensando en ti soportó todo sufrimiento. Lo golpearon y maltrataron tanto que no se podía reconocer (Isaías 52:14). Con todo eso siguió firme hacia delante hasta llegar a decir en la cruz “todo ha terminado” (Juan 19:30). “Todo ha terminado”. Soporto dolor, la cruz, la separación del Padre, el pecado del mundo sobre Él por amor a ti. Ahí colgado en la cruz cuando exclamó: “todo ha terminado” estaba diciendo ¡al fin es mía! ¡Al fin rescate a mi novia! La mujer que tanto amo ahora puede ser mía, quite todo obstáculo que la separaba de mí”. Ese mismo Hombre que dijo en la cruz “todo ha terminado” por amor a ti, es el mismo Hombre que hoy te dice: “Yo voy a terminar lo que he empezado en ti porque te amo.”

Si Cristo no se rindió en la cruz, no se va a rendir ahora. Él te quiere a su lado. Él quiere que lo conozcas, que avances, que crezcas, que madures en la fe. Él no se va a dar por vencido de ti. 1 corintios 13:7 dice que el amor nunca se da por vencido, ¡nunca! Y el amor es Dios (1 Jn. 4:8). Confía que Él nunca se dará por vencido.

Isaias 54:10 El amor de Dios es fiel y seguro. El amor de Dios nunca cambia. Dios es fiel. Dios te ama. Confia en Dios. Dios es amor. La fidelidad de Dios es grande

Pues las montañas podrán moverse y las colinas desaparecer, pero aun así mi fiel amor por ti permanecerá. (Isaías 54:10)

Pase lo que pase Dios siempre te amará. Su amor es seguro. Él sabe a quién ama. Él conoce tus debilidades y tus luchas, pero no se va para ningún lado. Está aquí contigo para quedarse. ¿Qué te caíste? ¿Qué le fallaste? Él está listo para levantarte, para ayudarte, para limpiarte, para perdonarte.

No le creas a las mentiras del diablo, porque eso es lo que son, que dicen que no vas avanzar, que lees la Biblia y nada pasa, que no vas a cambiar, que es en vano buscar a Dios. No seas como Eva que Genesis 3:6 nos cuenta que “quedo convencida” por las mentiras del diablo. No le creas, no quedes convencida, tapale la boca al mentiroso con la verdad de Cristo.

Fija tu mirada en aquellos ojos que te vieron desde lejos y te acercaron a Él (Jeremías 31:3). Ya no te enfoques en ti misma, sino en ese Campeón que empezó y terminará su obra en ti.

¿No te trae paz y alivio el saber que no eres tu solita tratando de crecer y avanzar en la fe?

Algunas personas pensarán: "ya listo, puedo hacer y deshacer lo que se me antoje con mi vida, porque al fin y al cabo Cristo inició su obra en mí y Él la va a terminar pase lo que pase." Bueno las personas que piensan así deben examinarse cuidadosamente para ver si de verdad Cristo inició su obra en ellas (o sea creen que son salvas pero no lo son). Porque las que verdadermante amamos al Señor no pensamos así ¿verdad? Todo lo contrario saber que Él está de nuestro lado, que no estamos solas, que con Él vamos a avanzar y crecer, nos llena de descanso y de ganas de conocerlo más y ser parte activa de lo que Él esta haciendo y quiere hacer en nosotras. Nuestro Amado es todo un caballero, Él no nos toma a la fuerza para hacer lo que Él quiere, debemos estar dispuestas. Pero bueno en el próximo blog post hablaremos ms acerca de esto. !Ay, estoy tan emocionada! Pero, me voy a aguantar hasta el próximo post, mientras tanto medita en todos estos versículos que he mencionado hoy y en estos que están a continuación y deja que el Espíritu Santo confirme su verdad en tu corazón.

Ahora, que el Dios de paz los haga santos en todos los aspectos, y que todo su espíritu, alma y cuerpo se mantenga sin culpa hasta que nuestro Señor Jesucristo vuelva. Dios hará que esto suceda, porque aquel que los llama es fiel. (1 Tes. 5:23-24)

Debido al gozo que le esperaba, Jesús soportó la cruz, sin importarle la vergüenza que esta representaba. Ahora está sentando en el lugar de honor, junto al trono de Dios. Piensen en toda la hostilidad que soportó por parte de pecadores, así no se cansaran ni se darán por vencidos. (Heb. 12:2b-3)

Mediante su divino poder, Dios nos ha dado todo lo que necesitamos para llevar una vida de rectitud. Todo esto lo recibimos al llegar a conocer a aquel que nos llamó por medio de su maravillosa gloria y excelencia; y debido a su gloria y excelencia, nos ha dado grandes y preciosas promesas. Estas promesas hacen posible que ustedes participen de la naturaleza divina y escapen de la corrupción del mundo, causada por los deseos humanos. (2 Pedro 1:3-4)

Humanamente es imposible, pero para Dios todo es posible. (Mat. 19:6)

¿Existe algo demasiado difícil para el Señor? (Gen. 18:14a)

Lo mismo sucede con mi palabra. La envió y siempre produce fruto; logrará todo lo que yo quiero, y prosperará en todos los lugares donde yo la envié. (Isa. 55:11)

Jehová cumplirá su propósito en mí. (Salmos 138:8a RV)

Los planes del Señor se mantienen firmes para siempre; sus propósitos nunca serán frustrados. (Salmos 33:11)

*En todas las citas Bíblicas he usado la versión Nueva Traducción Viviente, con la excepción donde he mencionado una versión diferente.


¿Quieres ver más?

Dale click a

estos posts recientes

¡Hola! Me gustaria conocerte y orar por ti

 

ESCRIBEME 

¡Gracias por escribirme!