Cómo enfrentar temores del futuro causados por pecados del pasado


Blog cristiano, blog para mujeres cristianas, sera que Dios aun tiene planes para mi, como vencer el temor al futuro por pecados del pasado, La Biblia

Hace unos años por primera vez en mi vida me dio un ataque de pánico. Mientras me bañaba estaba pensando en decisiones que había tomado y como ellas impactarían mi futuro, me llene de pavor. No podía retroceder el tiempo y en mi mente pasaban todo tipo de escenarios y las consecuencias por mis errores y la vida que me esperaba por ser tan ignorante y tonta y terca y ciega y de todo un poco. Sentía que el corazón me latía como un tren desenfrenado y se me hacía difícil respirar. Nunca me había pasado algo así. Claro que había pasado por tiempos de temor y preocupación, pero nunca había experimentado la desesperación y el pánico que sentí en ese momento.

El enemigo por mucho tiempo me atormento con temor del futuro debido a mis errores y pecados del pasado.

Aunque crecí en un hogar cristiano, me aparte del Señor cuando tenia 24 años. Me fui de mi casa para vivir con mi novio (no cristiano), le di la espalda a Dios y a mi familia. Pero el Señor en su gran fidelidad y en esa manera espectacular en la que ama hasta el final me atrajo de vuelta a Él con cuerdas de amor. Después de vivir en el mundo por alrededor de 7 años regrese con el Señor. Aunque fue un proceso difícil yo estaba feliz de disfrutar del amor y el perdón de Dios. Por primera vez entendí que Él me amaba profundamente e intensamente.

Aunque entendí que Dios me perdonó, el enemigo me acosaba y ponía temor en mi acerca de las consecuencias de mi pecado.

Pensé que lo había hechado a perder todo, ya no había un futuro para mí. Dios me amaba, sí, me había perdonado, claro, pero eso era todo. Cualquier plan que Dios tenia para mí yo lo había destruido. Él me había perdonado, pero ahora yo debía vivir con las consecuencias de mi pasado por toda la vida.

El enemigo siempre quiere hacernos miserable de una manera u otra. Él ya había perdido la batalla, ya yo no vivía en el mundo, pero sin darme cuenta había permitido que su veneno molestara mi mente y mi corazón a tal punto que esa tarde me dio un ataque de pánico.

Pero mi Dios es tan bueno y hermoso y por eso es que lo amo tanto que Él trajo descanso a mi corazón y mente turbada. Con su Palabra me mostró que yo estaba equivocada, todo no estaba perdido, mi futuro estaba seguro en Él. En los días después de mi ataque, Él Señor me fue llevando de la mano por diferentes pasajes de la Biblia que me dieron seguridad y se llevaron el temor.

Dios cumplira su proposito en mi Salmos 138:8. Blog Cristiano. Blog para mujeres cristianas. La Biblia. El amor de Dios

Salmos 138:8

Jehova cumplirá su proposito en mí (RV)

El Señor llevará a cabo los planes que tiene para mi vida (NTV)

Este Salmo se ha convertido en unos de mis favoritos. Me llena de tanta tranquilidad el saber que Dios, el único que está por encima de todo y en absoluto control cumplirá su propósito en mí. Él lo va hacer, Él lo cumplirá, no yo, sino Él. Lo único que yo debo de hacer es obedecer y confiar. Él es fiel y será fiel en llevar a cabo los planes que Él tiene para mi vida. ¡Qué tranquilidad! ¡Qué alivio!

Job dijo: “Sé que todo lo puedes y que nadie puede detenerte.” (42:2) Cuando yo leí: “nadie puede detenerte”, Fue como que si una venda fue quitada de mis ojos. No lo podía creer. Lo busqué en otras versiones, lo leí en español y en inglés, lo leí de todas las maneras que podía hacerlo. Otras traducciones dicen: “Yo sé que Tú puedes hacer todas las cosas y que ningún propósito tuyo puede ser estorbado” (BDLA) o “frustrado” (NBDLH). Dios siempre está en control. Me sentí ¡libre! Al fin libre de todos mis temores, ya no era esclava al temor de que mi pecado me había descartado de ser usada por Dios, al temor que Dios había puesto los planes que tenía para mí en una gaveta y le había hechado llave. No, ya no. Al pensar que yo había por medio de mi pecado destruido los planes de Dios para mí, era como que si estaba diciendo: Yo puedo detener a Dios, yo puedo interrumpir sus planes. La realidad es que no tengo el poder para detener a Dios. Él siempre tiene el poder para hacer lo que Él quiere y cumplir lo que ha planeado, y nada ni nadie podrán frustrarlo. Lo amo. El es Rey Soberano. El pecado no lo detuvo, Él lo destruyó, Satanás no pudo detenerlo, Él lo venció y lo aplastó. Alabado sea Dios.

Nuestro Dios lo conoce y lo ve todo. Nada lo toma por sorpresa. El conoce el pasado, el presente y el futuro perfectamente. La caída en el Paraíso no lo tomó por sorpresa, Él ya tenía un plan que se llevaría a cabo muchos años después por medio de Cristo. El plan no vino después que Adán y Evan pecaron, el plan ya existía antes que ellos pecaran. Primera de Corintios 2:7 dice que su plan, aunque estaba escondido, ya existía aun antes de que comenzara el mundo. Dios no se puso las manos en la cabeza cuando Adán y Evan pecaron y exclamó: “Y ahora ¿qué? ¿qué hago?” y en ese momento la Trinidad inventó un plan. No, Dios en su gran soberanía y poder ya había diseñado un plan perfecto, y nada ni nadie lo detendrian.

Mi pecado no lo tomo por sorpresa, le dolió, lo ofendió, pero no lo tomo por sorpresa. Sus planes continúan, su propósito se está cumpliendo y se cumplirá en mi vida y en tu vida. Dios “hace que todas las cosas resulten de acuerdo con su plan” (Efe. 1:11b). Leelo otra vez. TODAS LAS COSAS. Aun nuestros errores, nuestros pecados y malas decisiones Dios las toma y las usa de una manera maravillosa. Él lo restaura absolutamente todo.

Pues yo se los planes que tengo para ustedes - dice el Señor-. Son planes para lo bueno y no para lo malo, para darles un futuro y una esperanza.

Jeremías 29:11 (NTV)

Él dice: Yo sé. Nosotros no sabemos todo lo que Él ha planeado para nosotros, sabemos algunos de sus planes, pero no todos, pero Él sí sabe y llevará acabo cada uno de ellos. No conocemos los detalles pero sí podemos descansar en que son planes para lo "bueno y no para lo malo". Y no porque merecemos buenas cosas de parte de Dios, sino porque Él es un Dios de amor y misericordia. Jeremías llevó ese mensaje al pueblo de Dios que había sido desterrado, aunque Dios los disciplinó por sus pecados les deja saber que aun asi Él tiene planes de bien para con ellos en el futuro.

El pecado no terminó con todo, Dios siempre ha tenido un plan. Descansa en su promesa, en su soberanía, en su control. No tengas miedo, tapale la boca al Diablo con las promesas que Dios nos ha dado.

¡Qué emocionante! ¡Qué hermoso es confiar y descansar en los brazos de nuestro Amado! No hay nada que temer, por lo contrario ten la gran expectativa de ver y experimentar lo que Él tiene preparado para ti.


¿Quieres ver más?

Dale click a

estos posts recientes

¡Hola! Me gustaria conocerte y orar por ti

 

ESCRIBEME 

¡Gracias por escribirme!