Como alcanzar metas en el 2018- Parte Dos


como alcanzar metas en el 2018, resoluciones de año nuevo, depender de Dios, confiar en Dios, obediencia a Dios, La Biblia, Dios es amor

¿Estás lista? ¿Cómo van los planes para alcanzar tus metas este año? Si no sabes por donde empezar y te sientes algo perdida, no te preocupes que para eso es este post. Pero antes si no has leído el post anterior Como Alcanzar Metas en el 2018 Parte Uno, por favor leelo antes de continuar porque es la base del tema de hoy, encuéntralo al hacer click aquí.

Las dos metas de año nuevo más comunes mundialmente tienen que ver con el dinero y la salud o el cuerpo. Y en mi casa estamos iguales que el resto del mundo. Pero con la gran hermosa diferencia que el Rey de nuestra casa es Cristo, entonces tenemos el gran privilegio y la bendición de enfrentar estas metas con su guia y ayuda.

Hoy aquí encontrarás maneras prácticas para alcanzar esas dos metas tan comunes con consejos y bases bíblicas.

Meta #1 – Bajar de peso/Ser más saludable.

El por qué – primero antes que todo, antes de hervir el primer pedazo de brócoli ¿Por qué quieres adelgazar? ¿Cuál es la razón y motivo? Claro tenemos que revisarnos el corazón primero. En Santiago dice que a veces no tenemos lo que queremos porque se lo pedimos a Dios con “malas intenciones” (4:3). No hay nada malo en querer eliminar una que otra lonja o cauchito o llantita, pero ¿quieres tener un cuerpazo para exhibirlo de allá para acá? Ojalá que no. Que El Señor nos libre de usar este cuerpo que Él ha creado para Él para pecar contra Él, mas bien honremos a Dios con nuestro cuerpo (1 Cor. 6:20).

Lo obvio – comer saludable y hacer ejercicio ¡Hello! Obvio, ¿Quién no sabe eso? Pero es tan pero tan importante que lo hagamos de esta manera. Por favor mantente alejada de todas esas pastillas y métodos que prometen hacer milagros de un día para otro. Nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, no le hagamos daño con todas esas cosas. El cigarro nos hace daño, la comida chatarra también, pero la mayoría de esas pastillas para adelgazar también lo hacen. Vamos a cuidar nuestro cuerpo, vamos a tratarlo con cariño porque es el que Dios nos ha dado. Vamos a nutrirlo y ejercitarlo y a practicar la paciencia. Así es, vamos a ejercitar uno de los frutos del Espíritu – la paciencia (Gal. 5:22). Nada desesperado es bueno. Poco a poco con la ayuda del Señor alcanzaremos nuestra meta.

El tiempo – otra cosa muy importante es organizar nuestro tiempo. Si esperamos tener tiempo para hacer ejercicio, nunca lo vamos a tener. Mas bien hay que hacer planes para hacer ejercicio. A veces pensamos que no tenemos tiempo, pero si nos ponemos a analizar mal gastamos tanto tiempo en la computadora, el teléfono, la televisión y después nos quejamos de que no hay tiempo para nada. Al organizar mejor nuestro tiempo podemos dedicar una hora determinada para hacer ejercicio, planificar nuestra comida para la semana, encontrar recetas nuevas (Pinterest es mi lugar favorito para encontrar recetas). El estar organizadas nos ayudará muchísimo alcanzar nuestra meta. Si no has preparado nada para tu almuerzo, tú sabes que cuando el hambre ataque te vas a comer lo primero que veas. "El prudente se anticipa al peligro y toma precauciones. El simplón sigue adelante a ciegas y sufre las concecuencias" (Prob. 27:12).

Meta #2 – Salir de las deudas/Ahorrar

Organizar la economía. - ¿Sabes cuanto gastas mensualmente en gasolina y en mercado? ¿Sabes cuanto es el total de todas tus cuentas cada mes? Lo primero que debes hacer es anotar cada una de tus cuentas (luz, teléfono, gasolina, seguro de carro, etc.), y al lado escribir el monto mensual, la fecha de pago, y sumar cuanto es el total de todas. Parece simple y es simple, pero es increíble la cantidad de personas que no saben cuanto dinero realmente necesitan al mes, se les va el dinero y no tienen la menor idea en donde o cómo (¿Tienes idea de cuanto gastas nada más comiendo en restaurantes?). Debemos tener un presupuesto, saber cuánto dinero entra y cuánto dinero sale. “Pues, ¿Quién comenzaría a construir un edificio sin primero calcular el costo para ver si hay suficiente dinero para terminarlo?” (Lucas 14:28). Es importante examinar nuestros gastos y organizar nuestra economía para poder llegar a nuestra meta.

Por qué- ¿Cómo has llegado hasta este punto? ¿Por qué estas ahogándote en deudas? 1 Juan 2:16 dice que “el mundo solo ofrece un intenso deseo por el placer físico, un deseo insaciable por todo lo que vemos, y el orgullo de nuestros logros y posesiones. Nada de eso proviene del Padre, sino que viene del mundo.” Tristemente el “evangelio” de la prosperidad ha llevado a tantas personas a caer en una tormenta económica. La gente decreta y se meten en cuentas y siguen adelante como un tren desenfrenado porque tienen “fe.” Entonces luego en su vida se cumple lo que dice La Biblia, “la gente arruina su vida por su propia necedad, y después se enoja con el Señor” (Prov. 19:3).

Tal vez no es tu “super fe” la causa de tus problemas, si no tu ansiedad o impaciencia. Honestamente, una vez mientras oraba pidiéndole a Dios que nos ayudara a salir de las deudas y ahorrar sentí tanta vergüenza delante del Señor. Le pedí perdón por haber tomado malas decisiones, por tener un desastre en la economía, por gastar el dinero a mi manera y comprar las cosas cuando yo quería y como yo quería. ¿Cómo podía pedirle que me ayudara cuando no le había entregado mi economía a Él por completo?

Oración – después de haberte examinado, si te has dado cuenta de que has fallado, pídele perdón al Señor y pídele que te llene de tal manera que toda ansiedad se vaya y que ya las cosas materiales no sean un dios en tu vida. También pídele dirección y sabiduría para administrar tu economía. Honestamente, a mi se me hace muy difícil todo esto de hacer un presupuesto y sacar cuentas, pero el Señor nos esta ayudando a mi y a mi esposo. Al principio puede parecer que es una montaña demasiado grande para escalar y todo parece un enredo. Pero tú tranquila que El Señor está más que dispuesto en ayudarte. Él te va a dar la sabiduría, inteligencia y habilidad para organizar todo tu presupuesto y poder salir de las deudas y ahorrar. Me ha ayudado mucho Proverbios 2:1-11 (NTV).

Obedecer- por último, pero no de menos importancia te animo a obedecer a Dios al honrarle con tu dinero – siguiendo su consejo al administrarlo y siendo fiel en tu diezmos y ofrendas. Nosotras podemos hacer nuestra parte, Dios siempre será fiel en hacer la suya. Como mi pastor les dice a los hombres de la iglesia: “Nosotros somos trabajadores, pero Dios es nuestro proveedor.” Entonces seamos responsables en nuestros trabajos, en nuestro hogar, y obedientes al Señor con un corazón sincero. Él siempre será fiel a sus promesas y siempre cuidará de nosotras. No será nuestra habilidad y astucia femenina la que nos impulsarán a alcanzar nuestras metas, sino nuestra dependencia, obediencia y confianza en el Señor.

Sé que este post ha sido un poco largo, y tantas cosas que me gustaria mencionar. Cosas como practicar dominio propio y la paciencia ya sea a la hora de comer o a la hora de gastar, establecer prioridades - lo que quiero vs. lo que necesito, bueno tantas cosas, pero eso lo podemos hablar en otra ocasión. Por ahora confío en el Señor que este post te sirva de mucho ánimo y ayuda para enfrentar este año. Entiendo que hay muchos consejos prácticos para alcanzar estas metas, pero mi intención fue darte algunos que puedan ayudarte a empezar con una perspectiva diferente a caminar hacia cada una de las metas que El Señor ha puesto en tu corazón.


¿Quieres ver más?

Dale click a

estos posts recientes

¡Hola! Me gustaria conocerte y orar por ti

 

ESCRIBEME 

¡Gracias por escribirme!